¡Bienvenido a Novant Health! Buscar

Noticias

 
     

Las vacunas protegen a su hijo

Oct 02 2018



¿Está listo su hijo para regresar a la escuela?


Si tiene un hijo que está regresando a la escuela, asegúrese de que esté actualizado con las vacunas que requiere la escuela.

Las vacunas se les dan a los niños para ayudarlos a prevenir enfermedades como la difteria, el tétano, la varicela, la poliomielitis y el sarampión, pero también la neumonía y la diarrea por rotavirus, dos de las causas principales de muerte en niños menores de 5 años. En el caso de los adolescentes y los adultos, hay vacunas para prevenir la gripe y la meningitis, así como para el cáncer del cuello uterino y del hígado.

La Dra. Jennifer Squires de Novant Health Elizabeth Pediatrics en Charlotte, Carolina del Norte, explica cuales vacunas son requeridas o recomendadas para los niños que asisten a la escuela:
  • Kindergarten: son obligatorias las vacunas para el tétano/la difteria/la tos ferina (DTaP), la poliomielitis, el sarampión/las paperas/la rubéola (triple vírica) y la varicela; la vacuna contra la Hepatitis B es obligatoria, pero usualmente se pone a los bebés a los 2, 4 y 6 meses.
  • Escuela primaria: se requiere un refuerzo de Tdap; se recomiendan las vacunas contra el virus del papiloma humano y la meningitis.
  • Escuela secundaria: se recomienda un refuerzo de la vacuna contra la meningitis para los estudiantes que tengan entre 16 y 18 años.
  • Universidad: se requiere la vacuna contra la meningitis, si no la ha recibido.
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) explican que las vacunas contienen “los mismos gérmenes que provocan la enfermedad, pero dichos gérmenes han sido eliminados o debilitados al punto que no pueden provocar enfermedades.” Las vacunas ayudan al sistema inmune a formar resistencia contra enfermedades peligrosas.

La “inmunidad colectiva” nos ayuda a todos

“Usted quiere proteger a sus hijos con vacunas pero hay algunos niños que no pueden recibir vacunas por una razón médica o porque son demasiado pequeños,” dice Squires. “Si todos los demás reciben vacunas, los que no pueden recibirlas también están protegidos."

Los niños que no están protegidos por las vacunas dependen de la “inmunidad colectiva”. Los CDC explican que “incluso si un niño se enferma, la enfermedad probablemente no se pasa a otros porque no tiene para dónde ir. Si el niño enfermo entra en contacto solamente con niños que son inmunes, la enfermedad desaparecerá”.